Normal view MARC view ISBD view

Artículo II. Análisis de la dinámica histórica de la cobertura del bosque manglar, uso de la tierra y sus emisiones y remociones de carbono asociadas en el Área de Conservación Sipacate-Naranjo, Guatemala, Centroamérica

by Rodríguez Hernández, Carlos H.
Type: materialTypeLabelArticleDescription: 19 páginas.Subject(s): CARBONO | ECOSISTEMA | CICLO BIOGEOQUIMICO | MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO | ADAPTACION AL CAMBIO CLIMATICO | COBERTURA DE SUELOS | USO DE TIERRAS FORESTALES | MANGLES | SERVICIOS DE LOS ECOSISTEMAS | DESARROLLO URBANO | DEFORESTACION | SILVICULTURA | CALENTAMIENTO GLOBAL | ÁREA DE CONSERVACIÓN SIPACATE-NARANJO, GUATEMALA | GUATEMALA | TURRIALBA | COSTA RICAOnline Resources: Texto completo (Es) | http://hdl.handle.net/11554/8871 In: Existencias de carbono azul y la dinámica histórica de la cobertura del bosque manglar en el Área de Conservación Sipacate-Naranjo, Guatemala, CentroaméricaSummary: En las últimas décadas, los avances tecnológicos han permitido desarrollar, actualizar y mejorar varios softwares para el análisis espacial del territorio. Esto sin duda ha contribuido a contar con herramientas suficientes para evaluar el estado actual de ocupación del territorio, así como prever su evolución futura. De la misma manera, la simulación de cambios de usos del suelo, deforestación, entre otros, proporciona una eficaz herramienta para el establecimiento o mejoramiento de políticas e implementación de acciones correctivas y de planificación territorial (Rubio et al. 2005; Pineda et al. 2009; Camacho et al. 2010). Aunque se ha documentado que los manglares del mundo están desapareciendo a una tasa anual de 1% a 2% (Duke et al. 2007), hay pocos estudios en este ámbito a escala local, especialmente en países como Guatemala. Según CONAP y MARN 2009, uno de los temas discutidos en relación con el manglar, ha sido el análisis de la pérdida de cobertura de este ecosistema, debido a que los pocos estudios que se tienen emplean diferentes metodologías, esto no permite establecer claramente el patrón de pérdida del manglar y su comparación. Según, MARN 2015 en la segunda comunicación nacional sobre Cambio Climático de Guatemala hacia la CMNUCC, estimó que el sector UTCUTS representa el 27% de las emisiones totales país y que los cambios del uso de la tierra que reportan mayor emisión son por la conversión de bosques a coberturas agrícolas de pequeña y gran escala. Por la importancia que tiene cuantificar espacial y temporalmente la pérdida de cobertura de los ecosistemas y sus emisiones asociadas; en este estudio se estimó la extensión actual y la pérdida de la cobertura del manglar entre los periodos de 1990-2006 y 2006-2016. También se valoraron las emisiones de GEI asociadas a los cambios observados y, por último, se hizo una proyección de la cobertura manglar al 2030 tomando como base, las tendencias de pérdidas y ganancias observadas en el análisis multitemporal. En los periodos 1990-2006, 2006-2016, las principales transiciones de pérdidas en el manglar fueron a pastos, salinera/camaronera, suelo desnudo, cuerpos de agua y en menor proporción otros usos como caña, cultivos y otros. El balance indica que no hay pérdidas, ya que en ambos periodos las ganancias netas fueron de 163.95 ha (8.78 %) y 46.88 ha (2.31%) con respecto al área total de 1990 y 2006. En cuanto al balance de emisiones, las áreas de manglar que pasaron a otros usos generaron una emisión total hacia la atmosfera de 62,494.39 MgCO2e. Está pérdida fue compensada por una remoción bruta de carbono de 101,699.55 MgCO2e por la recuperación del manglar en dicho periodo. Así, la remoción neta fue de 39,205.16 MgCO2e. Por último, proyectamos que la cobertura del mangle al 2030 aumentará entre un 1.79% (37.26 ha) y 16.47% (342.19 ha) dependiendo del escenario propuesto.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

Artículo de Tesis (Maestría) - CATIE, Turrialba (Costa Rica), 2017

29 referencias bibliográficas

En las últimas décadas, los avances tecnológicos han permitido desarrollar, actualizar y mejorar varios softwares para el análisis espacial del territorio. Esto sin duda ha contribuido a contar con herramientas suficientes para evaluar el estado actual de ocupación del territorio, así como prever su evolución futura. De la misma manera, la simulación de cambios de usos del suelo, deforestación, entre otros, proporciona una eficaz herramienta para el establecimiento o mejoramiento de políticas e implementación de acciones correctivas y de planificación territorial (Rubio et al. 2005; Pineda et al. 2009; Camacho et al. 2010). Aunque se ha documentado que los manglares del mundo están desapareciendo a una tasa anual de 1% a 2% (Duke et al. 2007), hay pocos estudios en este ámbito a escala local, especialmente en países como Guatemala. Según CONAP y MARN 2009, uno de los temas discutidos en relación con el manglar, ha sido el análisis de la pérdida de cobertura de este ecosistema, debido a que los pocos estudios que se tienen emplean diferentes metodologías, esto no permite establecer claramente el patrón de pérdida del manglar y su comparación. Según, MARN 2015 en la segunda comunicación nacional sobre Cambio Climático de Guatemala hacia la CMNUCC, estimó que el sector UTCUTS representa el 27% de las emisiones totales país y que los cambios del uso de la tierra que reportan mayor emisión son por la conversión de bosques a coberturas agrícolas de pequeña y gran escala. Por la importancia que tiene cuantificar espacial y temporalmente la pérdida de cobertura de los ecosistemas y sus emisiones asociadas; en este estudio se estimó la extensión actual y la pérdida de la cobertura del manglar entre los periodos de 1990-2006 y 2006-2016. También se valoraron las emisiones de GEI asociadas a los cambios observados y, por último, se hizo una proyección de la cobertura manglar al 2030 tomando como base, las tendencias de pérdidas y ganancias observadas en el análisis multitemporal. En los periodos 1990-2006, 2006-2016, las principales transiciones de pérdidas en el manglar fueron a pastos, salinera/camaronera, suelo desnudo, cuerpos de agua y en menor proporción otros usos como caña, cultivos y otros. El balance indica que no hay pérdidas, ya que en ambos periodos las ganancias netas fueron de 163.95 ha (8.78 %) y 46.88 ha (2.31%) con respecto al área total de 1990 y 2006. En cuanto al balance de emisiones, las áreas de manglar que pasaron a otros usos generaron una emisión total hacia la atmosfera de 62,494.39 MgCO2e. Está pérdida fue compensada por una remoción bruta de carbono de 101,699.55 MgCO2e por la recuperación del manglar en dicho periodo. Así, la remoción neta fue de 39,205.16 MgCO2e. Por último, proyectamos que la cobertura del mangle al 2030 aumentará entre un 1.79% (37.26 ha) y 16.47% (342.19 ha) dependiendo del escenario propuesto.

Click on an image to view it in the image viewer