Normal view MARC view ISBD view

Disponibilidad para el maíz del nitrógeno proveniente de fuentes orgánicas y químicas determinado mediante la técnica del 15 nitrógeno

by Cervantes, C.A; Hernández, D; Montes de Oca, P; Villalobos, C; Asociación Costarricense de Fitopatólogos, San José (Costa Rica); Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo, San José (Costa Rica); Colegio de Ingenieros Agrónomos, San José (Costa Rica); 10. Congreso Nacional Agronómico y de Recursos Naturales - 3. Congreso Nacional de Fitopatología - 2. Congreso Nacional de Suelos San José (Costa Rica) 8-12 Jul 1996; Badilla, W; Bertsch, F; Bornemisza, E. eds.
Publisher: San José (Costa Rica) EUNED/EUNA 1996Description: v. 3 p. 177.ISBN: 9977-64-864-6.Subject(s): ABONOS ORGANICOS | APLICACION DE FERTILIZANTES | COMPOST | COSTA RICA | ESTIERCOL | FERTILIZANTES NITROGENADOS | HEREDIA | INGA | LUMBRICIDAE | MUCUNA | ZEA MAYS | COMPOSTS | COSTA RICA | FARMYARD MANURE | INGA | LUMBRICIDAE | MUCUNA | ORGANIC FERTILIZERS | ZEA MAYS | COMPOST | COSTA RICA | ENGRAIS ORGANIQUE | FUMIER | INGA | LUMBRICIDAE | MUCUNA | ZEA MAYSSummary: Con el objetivo de determinar la eficiencia en la utilización del nitrógeno provenientes de plantas de coberturas y abonos verdes se llevó a cabo el presente experimento con el apoyo del PRIAG y la agencia FAO-OIEA. Cantidades equivalentes de nitrógeno se aplicaron a plantas de maíz (Zea mays) creciendo en un Dystric Haplustand del cantón de Barva, distrito Santa Lucía, provincia de Heredia. Se usaron fuentes orgánicas las cuales fueron compost procesado con lombrices a partir de estiércol vacuno, hojas de Poró, hojas de Inga (Inga sp.), parte aérea de Mucuna (Mucuna deeringianum) y raíces de Mucuna. Se usó además nitrato de amonio para comparar las eficiencias de recuperación. Las cantidades de nitrógeno fueron equivalentes y esto determinó las cantidades de materia seca a aplicar en los abonos verdes y el compost. La técnica usada fue el método indirecto con 15N mediante la cual el suelo es enriquecido isotópicamente: la cantidad de nitrógeno proveniente de la fuente orgánica o inorgánica se determina mediante la dilución de nitrógeno proveniente del suelo enriquecido con 15N en el maíz, debido al nitrógeno no marcado proveniente de la fuente. En el caso presente las parcelas se enriquecieron isotópicamente con una aplicación de 0.19 g de 15N por metro cuadrado de terreno. Las plantas de maíz se analizaron para las siguientes variables de respuesta, porcentaje de N en la planta, átomos en exceso de 15 N, altura de planta a los dos meses, diámetro de tallos, calidad de mazorcas. El análisis de varianza mostró diferencias significativas para la variable de rendimiento, por ciento de mazorcas de primera calidad y en la altura y diámetro de tallo. Las pruebas de rango múltiple de Duncan mostraron que los mayores promedios de calidad correspondieron a abono verde de Inga con un 47 por ciento de primera calidad; para la variable de rendimiento, calidad y altura y diámetro de planta los mejores promedios correspondieron al abono de mucuna, seguida por el nitrato de amonio y por la mucuna no crecida en el sitio. Los promedios de calidad correspondieron a un 31 por ciento para la mucuna comparada con 10 por ciento para la parcela testigo. En cuanto a la variable nitrógeno en el maíz que provino de la fuente, se encontró que los materiales que aportaron mayor cantidad de nitrógeno a la planta de maíz fueron las hojas de Poró (58 por ciento), la mucuna en su parte aérea (57 por ciento) y la Inga (51 por ciento), los cuales superaron al lombricompost (22 por ciento) y el nitrato de amonio (26 por ciento). Es importante señalar que las raíces de mucuna dejadas en el campo fueron capaces de proveer un 30 por ciento del nitrógeno de la planta de maíz. Esto demuestra que la mucuna creciendo asociado al maíz podría aportar nitrógeno de la atmósfera a través de las raíces que mueren. La velocidad de mineralización de los materiales bajo las condiciones del estudio fue suficiente para aportar nitrógeno al maíz cuando fueron dejadas en el campo al inicio del cultivo. De aquí su potencialidad para ser usados como abonos verdes ya sea en sistemas de aboneras como cobertura y abono verde, como en caso de la mucuna, o en cultivos de callejones o sombra intercalada, en el caso de arbóreas. El maíz como planta indicadora recupera nitrógeno de la fuente de acuerdo a la disponibilidad del mismo durante su ciclo de crecimiento. Además de aportar la mayor cantidad de nitrógeno junto con la Inga y el Poró, la mucuna obtiene los mejores valores en otras variables de respuesta, lo que sugiere su capacidad de afectar las condiciones de crecimiento en el suelo para las plantas, lo cual concuerda con respuestas obtenidas en otras zonas.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

Sumario solamente

Con el objetivo de determinar la eficiencia en la utilización del nitrógeno provenientes de plantas de coberturas y abonos verdes se llevó a cabo el presente experimento con el apoyo del PRIAG y la agencia FAO-OIEA. Cantidades equivalentes de nitrógeno se aplicaron a plantas de maíz (Zea mays) creciendo en un Dystric Haplustand del cantón de Barva, distrito Santa Lucía, provincia de Heredia. Se usaron fuentes orgánicas las cuales fueron compost procesado con lombrices a partir de estiércol vacuno, hojas de Poró, hojas de Inga (Inga sp.), parte aérea de Mucuna (Mucuna deeringianum) y raíces de Mucuna. Se usó además nitrato de amonio para comparar las eficiencias de recuperación. Las cantidades de nitrógeno fueron equivalentes y esto determinó las cantidades de materia seca a aplicar en los abonos verdes y el compost. La técnica usada fue el método indirecto con 15N mediante la cual el suelo es enriquecido isotópicamente: la cantidad de nitrógeno proveniente de la fuente orgánica o inorgánica se determina mediante la dilución de nitrógeno proveniente del suelo enriquecido con 15N en el maíz, debido al nitrógeno no marcado proveniente de la fuente. En el caso presente las parcelas se enriquecieron isotópicamente con una aplicación de 0.19 g de 15N por metro cuadrado de terreno. Las plantas de maíz se analizaron para las siguientes variables de respuesta, porcentaje de N en la planta, átomos en exceso de 15 N, altura de planta a los dos meses, diámetro de tallos, calidad de mazorcas. El análisis de varianza mostró diferencias significativas para la variable de rendimiento, por ciento de mazorcas de primera calidad y en la altura y diámetro de tallo. Las pruebas de rango múltiple de Duncan mostraron que los mayores promedios de calidad correspondieron a abono verde de Inga con un 47 por ciento de primera calidad; para la variable de rendimiento, calidad y altura y diámetro de planta los mejores promedios correspondieron al abono de mucuna, seguida por el nitrato de amonio y por la mucuna no crecida en el sitio. Los promedios de calidad correspondieron a un 31 por ciento para la mucuna comparada con 10 por ciento para la parcela testigo. En cuanto a la variable nitrógeno en el maíz que provino de la fuente, se encontró que los materiales que aportaron mayor cantidad de nitrógeno a la planta de maíz fueron las hojas de Poró (58 por ciento), la mucuna en su parte aérea (57 por ciento) y la Inga (51 por ciento), los cuales superaron al lombricompost (22 por ciento) y el nitrato de amonio (26 por ciento). Es importante señalar que las raíces de mucuna dejadas en el campo fueron capaces de proveer un 30 por ciento del nitrógeno de la planta de maíz. Esto demuestra que la mucuna creciendo asociado al maíz podría aportar nitrógeno de la atmósfera a través de las raíces que mueren. La velocidad de mineralización de los materiales bajo las condiciones del estudio fue suficiente para aportar nitrógeno al maíz cuando fueron dejadas en el campo al inicio del cultivo. De aquí su potencialidad para ser usados como abonos verdes ya sea en sistemas de aboneras como cobertura y abono verde, como en caso de la mucuna, o en cultivos de callejones o sombra intercalada, en el caso de arbóreas. El maíz como planta indicadora recupera nitrógeno de la fuente de acuerdo a la disponibilidad del mismo durante su ciclo de crecimiento. Además de aportar la mayor cantidad de nitrógeno junto con la Inga y el Poró, la mucuna obtiene los mejores valores en otras variables de respuesta, lo que sugiere su capacidad de afectar las condiciones de crecimiento en el suelo para las plantas, lo cual concuerda con respuestas obtenidas en otras zonas.

Click on an image to view it in the image viewer