Normal view MARC view ISBD view

Estado actual de la conectividad estructural y funcional en el Corredor de Conectividad Podocarpus-Yacuambi

by Alonso Fernández, Ana Milena; Günter, Sven (autor/a); Finegan, Bryan (autor/a); Brenes Pérez, Christian (autor/a); CATIE, Turrialba (Costa Rica). Escuela de Posgrado.
Type: materialTypeLabelArticleDescription: 49 páginas : 18 ilustraciones, 8 tablas ; 21.59 x 27.94 cm.Subject(s): TAPIRUS PINCHAQUE | STURNIRA ERYTHROMOS | CEBUS ALBIFRONS | CONECTIVIDAD FUNCIONAL | CONECTIVIDAD ESTRUCTURAL | PAISAJE | MEDICION | MODELACION | HABITAT | CORREDOR BIOLOGICO PODOCARPUS-YACUAMBI | ECUADOR | FRAGMENTACION DE LOS BOSQUES | UTILIZACION DE LA TIERRAOnline Resources: Texto completo (Es) | http://hdl.handle.net/11554/8131 Summary: Para mitigar en cierta medida los efectos adversos de la fragmentación, han surgido mecanismos de conservación como los corredores biológicos, los cuales facilitan la conectividad de poblaciones, comunidades y procesos ecológicos entre fragmentos de bosque. Esta conectividad comprende una parte estructural, que se refiere a la conexión física del paisaje y otra funcional que está relacionada con el comportamiento de los organismos ante la estructura física. Resulta de gran importancia evaluar la conectividad en la implementación de un corredor biológico, ya que de esto depende su correcto funcionamiento y la toma de decisiones. En el presente estudio se evaluaron métricas del paisaje con el fin de determinar el grado de conectividad estructural y se analizó la conectividad funcional en tres especies de mamíferos con requerimientos ecológicos contrastantes: Tapirus pinchaque, Sturnira erythromos y Cebus albifrons, en el corredor de conectividad Podocarpus-Yacuambi (Yawi-sumak) ubicado en la región sur del Ecuador. El corredor tiene una extensión de 315 346 hectáreas, la cobertura con la mayor proporción es el bosque (71%) de tal manera que el paisaje corresponde a un tipo de alteración “variegada”; sin embargo, este uso del suelo tuvo una de las mayores densidades de parche (0,25/100ha), la mayor densidad de borde y uno de los más bajos índices de conectividad, lo cual es indicativo de fragmentación; de igual forma para el páramo. El 80% de los parches de bosque tienen un tamaño menor a 10 ha y menos del 1% son parches de más de 200 ha. Adicionalmente, el bosque tiene el mayor índice de contraste de borde, de manera que los usos del suelo aledaños son los más contrastantes (infraestructura, pastos degradados, pastos y cultivos). A nivel de paisaje el índice de contagio fue de 74% y la conectividad con un umbral de distancia de 40 Km alcanzó el 74%. El hábitat óptimo para el Tapirus pinchaque abarco la mayor proporción del corredor en comparación con las otras especies (78%), para Sturnira erythromos fue de 72%, mientras que Cebus albifrons obtuvo la menor proporción de hábitat óptimo (29%) y el de mayor fragmentación. Los parches de hábitat que pueden servir como “stepping stones” para las tres especies, se encuentran principalmente en los poblados de Tutupali, 28 de mayo e Imbana, por lo que es necesario priorizar en estas áreas para hacer proyectos de producción sostenible y conservación. El estudio sugiere que a pesar de que el bosque tiene una gran proporción la conectividad estructural es baja debido a la fragmentación. La conectividad funcional para el tapir y el murciélago es óptima; no obstante, existen cuellos de botella en las zonas fragmentadas en las que se debe incrementar la cantidad de hábitat adecuado para los organismos.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

Tesis (Mag. Sc. en Manejo y Conservación de Bosques Tropicales y Biodiversidad) -- CATIE. Escuela de Posgrado, Turrialba (Costa Rica), 2014.

Bibliografía páginas 72-76

Para mitigar en cierta medida los efectos adversos de la fragmentación, han surgido mecanismos de conservación como los corredores biológicos, los cuales facilitan la conectividad de poblaciones, comunidades y procesos ecológicos entre fragmentos de bosque. Esta conectividad comprende una parte estructural, que se refiere a la conexión física del paisaje y otra funcional que está relacionada con el comportamiento de los organismos ante la estructura física. Resulta de gran importancia evaluar la conectividad en la implementación de un corredor biológico, ya que de esto depende su correcto funcionamiento y la toma de decisiones. En el presente estudio se evaluaron métricas del paisaje con el fin de determinar el grado de conectividad estructural y se analizó la conectividad funcional en tres especies de mamíferos con requerimientos ecológicos contrastantes: Tapirus pinchaque, Sturnira erythromos y Cebus albifrons, en el corredor de conectividad Podocarpus-Yacuambi (Yawi-sumak) ubicado en la región sur del Ecuador. El corredor tiene una extensión de 315 346 hectáreas, la cobertura con la mayor proporción es el bosque (71%) de tal manera que el paisaje corresponde a un tipo de alteración “variegada”; sin embargo, este uso del suelo tuvo una de las mayores densidades de parche (0,25/100ha), la mayor densidad de borde y uno de los más bajos índices de conectividad, lo cual es indicativo de fragmentación; de igual forma para el páramo. El 80% de los parches de bosque tienen un tamaño menor a 10 ha y menos del 1% son parches de más de 200 ha. Adicionalmente, el bosque tiene el mayor índice de contraste de borde, de manera que los usos del suelo aledaños son los más contrastantes (infraestructura, pastos degradados, pastos y cultivos). A nivel de paisaje el índice de contagio fue de 74% y la conectividad con un umbral de distancia de 40 Km alcanzó el 74%. El hábitat óptimo para el Tapirus pinchaque abarco la mayor proporción del corredor en comparación con las otras especies (78%), para Sturnira erythromos fue de 72%, mientras que Cebus albifrons obtuvo la menor proporción de hábitat óptimo (29%) y el de mayor fragmentación. Los parches de hábitat que pueden servir como “stepping stones” para las tres especies, se encuentran principalmente en los poblados de Tutupali, 28 de mayo e Imbana, por lo que es necesario priorizar en estas áreas para hacer proyectos de producción sostenible y conservación. El estudio sugiere que a pesar de que el bosque tiene una gran proporción la conectividad estructural es baja debido a la fragmentación. La conectividad funcional para el tapir y el murciélago es óptima; no obstante, existen cuellos de botella en las zonas fragmentadas en las que se debe incrementar la cantidad de hábitat adecuado para los organismos.

Click on an image to view it in the image viewer