Normal view MARC view ISBD view

Identificación y caracterización de cruces de fauna silvestre en la sección de la ampliación de la carretera nacional Ruta 32, Limón, Costa Rica :

by Artavia Rodríguez, Adolfo; CATIE, Turrialba (Costa Rica). Escuela de Posgrado.
Type: materialTypeLabelBookPublisher: Turrialba (Costa Rica) : CATIE , 2015Description: 183 páginas : 98 ilustraciones, 118 tabulaciones ; 21.59 x 27.94 cm +.Subject(s): FAUNA | VIDA SILVESTRE | POBLACION ANIMAL | CARRETERAS | ACCIDENTES | IMPACTO AMBIENTAL | MORTALIDAD | LIMON | COSTA RICAOnline Resources: Texto completo (Es) Summary: Las carreteras si bien es cierto son consideradas como símbolos del desarrollo, comunicación y promotoras de la economía de los países, también causan impactos directos e indirectos a la fauna silvestre de la zona en que se construyeron. Próximamente una de las vías más importantes de Costa Rica, la Ruta 32, será ampliada a cuatro carriles ya que sus dimensiones actuales son insuficientes para la gran cantidad de tránsito diario que circula en ambos sentidos hacia Moín; el cual es el principal puerto de exportaciones e importaciones del país. A pesar de que la sección de la ampliación de la Ruta 32 presenta un mosaico de paisajes muy diverso (bosques, cultivos, pastos, zonas urbanas), esta también pasa muy cerca de ocho Áreas Silvestres Protegidas, una Zona Protectora, cuatro Reservas Forestales, cinco Corredores Biológicos, cinco Rutas de Conectividad y varios humedales y Vacíos de Conservación. Es por eso que con la asesoría del Comité Científico de la Comisión Vías y Vida Silvestre se decidió hacer una investigación de 94.9 km de esta carretera con el fin de identificar y caracterizar los principales cruces de fauna silvestre. Para ello se recorrió la carretera en vehículo registrando atropellos, avistamientos y rastros de animales para luego crear “mapas de calor” que permitiera identificar y caracterizar los sitios con mayor abundancia de registros. A estos sitios se les llamó “puntos calientes” y “puntos semi-calientes” y fueron efectuados con la herramienta “Densidad Kernel” con el programa ArcGIS. Adicionalmente a los recorridos, se obtuvo registros de otras fuentes de información para complementar estos resultados. Los análisis se realizaron de forma separada según la siguiente clasificación: anfibios, reptiles, aves y mamíferos (terrestres, arborícolas y voladores). Eso con el fin de que los resultados sirvan como base para que en una segunda etapa se generen recomendaciones específicas para pasos de fauna superiores en inferiores en esta carretera. En 32 recorridos de la carretera (16 diurnos y 16 nocturnos), se obtuvo 1073 registros de por lo menos 94 especies de fauna silvestre, siendo el 95.8% de ellos atropellos. Los anfibios fueron los más registrados con un 46.5% del total, seguido de los mamíferos con un 23.9%. Por su parte, reptiles y aves obtuvieron un 19.5 y 11.1% respectivamente. Las especies más registradas fueron el sapo común, la rana toro y el sapito de hojarasca (anfibios); el zorro pelón, armadillo, perezoso de dos dedos y zorro gris cuatro ojos (mamíferos) y en cuanto a reptiles la culebra de café rojiza, la boa, las tortugas y la culebra terciopelo. Se obtuvo varios puntos calientes y semi-calientes para cada clasificación y para cada uno de ellos se realizó un cálculo del porcentaje del uso de suelo a 100, 500 y 1000 m a la redonda. También se midió la distancia a ríos, quebradas, poblados y caminos; así como la composición de especies dentro de cada punto analizado. Los resultados fueron muy variados y solamente en el caso de los mamíferos terrestres coincidieron las siguientes características: cursos de agua muy cercanos y poblados a más de 500 m de distancia. Para todos los grupos taxonómicos, la presencia bosques adyacentes a la carretera no fue una condición, dándose la particularidad de que varias especies arborícolas fueron atropelladas en sectores sin árboles inmediatos a la carretera. En el caso de los anfibios, se dio un incremento en sus registros en los días con lluvia y se obtuvo un promedio general de un animal registrado cada 3.3 km en los días en que se realizaron los recorridos. Se recomienda hacer análisis más detallados para determinar si existe relación entre los principales cruces de animales y variables locales como el uso del suelo, topografía y curvatura; así como para tratar de explicar la alta mortalidad de algunas especies como el perezoso de dos dedos, el zorro pelón y la boa. List(s) this item appears in: Mamíferos medianos y grandes MAV
    average rating: 0.0 (0 votes)
Location Collection Call number Status Date due
BCO
Colección de Tesis Thesis A785id Available

Tesis (Mag. Sc. en Prácticas de la Conservación de la Biodiversidad) -- CATIE. Escuela de Posgrado. Turrialba (Costa Rica), 2015

Contiene bibliografías

Las carreteras si bien es cierto son consideradas como símbolos del desarrollo, comunicación y promotoras de la economía de los países, también causan impactos directos e indirectos a la fauna silvestre de la zona en que se construyeron. Próximamente una de las vías más importantes de Costa Rica, la Ruta 32, será ampliada a cuatro carriles ya que sus dimensiones actuales son insuficientes para la gran cantidad de tránsito diario que circula en ambos sentidos hacia Moín; el cual es el principal puerto de exportaciones e importaciones del país. A pesar de que la sección de la ampliación de la Ruta 32 presenta un mosaico de paisajes muy diverso (bosques, cultivos, pastos, zonas urbanas), esta también pasa muy cerca de ocho Áreas Silvestres Protegidas, una Zona Protectora, cuatro Reservas Forestales, cinco Corredores Biológicos, cinco Rutas de Conectividad y varios humedales y Vacíos de Conservación. Es por eso que con la asesoría del Comité Científico de la Comisión Vías y Vida Silvestre se decidió hacer una investigación de 94.9 km de esta carretera con el fin de identificar y caracterizar los principales cruces de fauna silvestre. Para ello se recorrió la carretera en vehículo registrando atropellos, avistamientos y rastros de animales para luego crear “mapas de calor” que permitiera identificar y caracterizar los sitios con mayor abundancia de registros. A estos sitios se les llamó “puntos calientes” y “puntos semi-calientes” y fueron efectuados con la herramienta “Densidad Kernel” con el programa ArcGIS. Adicionalmente a los recorridos, se obtuvo registros de otras fuentes de información para complementar estos resultados.
Los análisis se realizaron de forma separada según la siguiente clasificación: anfibios, reptiles, aves y mamíferos (terrestres, arborícolas y voladores). Eso con el fin de que los resultados sirvan como base para que en una segunda etapa se generen recomendaciones específicas para pasos de fauna superiores en inferiores en esta carretera. En 32 recorridos de la carretera (16 diurnos y 16 nocturnos), se obtuvo 1073 registros de por lo menos 94 especies de fauna silvestre, siendo el 95.8% de ellos atropellos. Los anfibios fueron los más registrados con un 46.5% del total, seguido de los mamíferos con un 23.9%. Por su parte, reptiles y aves obtuvieron un 19.5 y 11.1% respectivamente. Las especies más registradas fueron el sapo común, la rana toro y el sapito de hojarasca (anfibios); el zorro pelón, armadillo, perezoso de dos dedos y zorro gris cuatro ojos (mamíferos) y en cuanto a reptiles la culebra de café rojiza, la boa, las tortugas y la culebra terciopelo. Se obtuvo varios puntos calientes y semi-calientes para cada clasificación y para cada uno de ellos se realizó un cálculo del porcentaje del uso de suelo a 100, 500 y 1000 m a la redonda. También se midió la distancia a ríos, quebradas, poblados y caminos; así como la composición de especies dentro de cada punto analizado.
Los resultados fueron muy variados y solamente en el caso de los mamíferos terrestres coincidieron las siguientes características: cursos de agua muy cercanos y poblados a más de 500 m de distancia. Para todos los grupos taxonómicos, la presencia bosques adyacentes a la carretera no fue una condición, dándose la particularidad de que varias especies arborícolas fueron atropelladas en sectores sin árboles inmediatos a la carretera. En el caso de los anfibios, se dio un incremento en sus registros en los días con lluvia y se obtuvo un promedio general de un animal registrado cada 3.3 km en los días en que se realizaron los recorridos. Se recomienda hacer análisis más detallados para determinar si existe relación entre los principales cruces de animales y variables locales como el uso del suelo, topografía y curvatura; así como para tratar de explicar la alta mortalidad de algunas especies como el perezoso de dos dedos, el zorro pelón y la boa.

Click on an image to view it in the image viewer