Normal view MARC view ISBD view

Las concesiones comunitarias como alternativa para el desarrollo y la conservación

by Detlefsen, G; Carrera, F.
Publisher: Abr 1997Subject(s): CONCESIONES FORESTALES | COMUNIDADES RURALES | PARTICIPACION CAMPESINA | CAPACITACION | MANEJO FORESTAL | PROTECCION FORESTAL | CONSERVACION DE LOS RECURSOS | SOSTENIBILIDAD | INSTITUCIONES DE INVESTIGACION | CATIE | RESERVA DE LA BIOSFERA MAYA | GUATEMALA | RURAL COMMUNITIES | TRAINING | FOREST PROTECTION | RESOURCE CONSERVATION | SUSTAINABILITY | RESEARCH INSTITUTIONS | GUATEMALA | COMMUNAUTE RURALE | FORMATION | PROTECTION DE LA FORET | CONSERVATION DES RESSOURCES | DURABILITE | INSTITUTION DE RECHERCHE | GUATEMALA In: Bosques, Arboles y Comunidades Rurales (FAO) (no. 29) p. 30-34Summary: El proceso de deforestación iniciado hace cuatro décadas en el departamento de Petén, Guatemala, por campesinos que, ante la escasez de tierras cultivables y la falta de alternativas de trabajo, talaron y quemaron el bosque para sembrar sus cultivos y causaron la baja fertilidad de los suelos de la región, dejó tierras pobladas por barbechos con escaso valor económico y ecológico. La creación, a finales de la década del 80, de la Reserva de la Biosfera Maya en el Petén, estableció las concesiones y el arrendamiento de tierras como alternativas para que las comunidades puedan manejar recursos agrícolas, ganaderos y forestales dentro de una zona de usos múltiples. Pese a las dudas sobre lo que sería una experiencia de concesión comunitaria, en 1994 se aprobó el primer contrato, iniciándose el manejo diversificado del bosque orientado a su desarrollo sostenido y conservación. Los amigos del proyecto OLAFO comparten su enfoque y experiencia al respecto.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

Ilus. 1 fig. Sum. (Es)

El proceso de deforestación iniciado hace cuatro décadas en el departamento de Petén, Guatemala, por campesinos que, ante la escasez de tierras cultivables y la falta de alternativas de trabajo, talaron y quemaron el bosque para sembrar sus cultivos y causaron la baja fertilidad de los suelos de la región, dejó tierras pobladas por barbechos con escaso valor económico y ecológico. La creación, a finales de la década del 80, de la Reserva de la Biosfera Maya en el Petén, estableció las concesiones y el arrendamiento de tierras como alternativas para que las comunidades puedan manejar recursos agrícolas, ganaderos y forestales dentro de una zona de usos múltiples. Pese a las dudas sobre lo que sería una experiencia de concesión comunitaria, en 1994 se aprobó el primer contrato, iniciándose el manejo diversificado del bosque orientado a su desarrollo sostenido y conservación. Los amigos del proyecto OLAFO comparten su enfoque y experiencia al respecto.

Click on an image to view it in the image viewer