Normal view MARC view ISBD view

Dinámica de nutrientes en siembra directa

by Monreal, C. eds; Espinosa, J; Bertsch, F; Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo, San José (Costa Rica); Canadian Soil Science Society, San José (Costa Rica). Proyecto CostaCan; 3. Reunión Bienal de la Red Latinoamericana de Labranza Conservacionista San José (Costa Rica) 4-8 Dic 1995.
Publisher: San José (Costa Rica) 1996Description: p. 91-99.ISBN: 9968978027.Other Title: Nutrient dynamics in direct seeding.Subject(s): SIEMBRA DIRECTA | LABRANZA CONVENCIONAL | FERTILIDAD DEL SUELO | DISPONIBILIDAD DE NUTRIENTES | SUELO TROPICAL | TERRENO EN DECLIVE | PROPIEDADES FISICO-QUIMICAS SUELO | AMERICA LATINA | DIRECT SOWING | CONVENTIONAL TILLAGE | SOIL FERTILITY | NUTRIENT AVAILABILITY | TROPICAL SOILS | SLOPING LAND | SOIL CHEMICOPHYSICAL PROPERTIES | LATIN AMERICA | SEMIS DIRECT | TRAVAIL DU SOL CONVENTIONNEL | FERTILITE DU SOL | DISPONIBILITE D'ELEMENT NUTRITIF | SOL TROPICAL | TERRE EN PENTE | PROPRIETE PHYSICOCHIMIQUE DU SOL | AMERIQUE LATINESummary: El uso de Siembra Directa (SD) o Labranza Convencional determina condiciones físicas y químicas diferentes en el ambiente del suelo que afectan la disponibilidad de nutrientes para las plantas. En SD el suelo se caracteriza por el acúmulo de Materia Orgánica (MO), mayor porosidad, mejor infiltración y menores cambios de temperatura en el suelo. Con la SD se disminuyen los riesgos de erosión y de esta forma la pérdida de nutrientes. Las condiciones de suelo que se desarrollan con la SD permiten una mayor actividad microbiana que afecta la dinámica de los nutrientes, al inmovilizar, procesar y mineralizar los mismos. En el caso del N los microorganismos se encargan de inmovilizarlo en las capas superficiales donde se acumula la MO, es por esto que en SD se debe suplementar N hasta llegar a un equilibrio en el acúmulo de MO, que permita la suficiente mineralización del elemento para el crecimiento de las plantas. El N en SD se puede perder más fácilmente de la zona radicular por la mayor porosidad, infiltración y humedad que favorecen la denitrificación y lixiviación. Estas condiciones determinan el manejo de la fertilización nitrogenada. La aplicación subsuperficial de este elemento es la que sufre menos pérdidas bajo condiciones de SD. Se maximiza la eficiencia de la aplicación si esta se retrasa, de forma que se evite la lixiviación, producto de las primeras lluvias con que se siembra y el poco aprovechamiento de las plantas por su escaso desarrollo. Las características propias de los suelos tropicales de laderas, como pueden ser los Oxisoles, Ultisoles y Andisoles se deben considerar en la dinámica de los nutrientes. El fácil acúmulo de MO en Andisoles permite establecer la SD, por el contrario esto es más lento en Oxisoles y Ultisoles. El manejo de la fertilización debe considerar entre otros, la lixiviación en los suelos Ultisoles y Oxisoles y la denitrificación en los Andisoles. En el caso de nutrientes inmóviles como el P y el K la utilización de SD produce una estratificación de estos elementos en el perfil del suelo. Esto puede llevar a problemas de absorción de nutrientes en suelos secos por el tipo de crecimiento radical y la diferencia posicional entre el agua y los nutrientes en el perfil. Este problema es menor en suelos fértiles. Las distintas formas de aplicación de los fertilizantes tanto fosfóricos como potásicos no producen diferencias en su disponibilidad, lo que facilita su manejo. En suelos tropicales como Oxisoles y Ultisoles con SD aparece la acumulación del P y K en los primeros 5 cm del perfil. Este tipo de suelos tropicales requieren de una mejor fertilidad para practicar la SD, por esto se deben realizar prácticas como el encalado (cal, yeso) y la aplicación de K, P y micronutrientes. Además luego de establecida la SD se debe seguir encalando para corregir la acidez producida por la continua fertilización nitrogenada. El uso de labranza reducida, SD y prácticas creativas tendientes a la protección del recurso suelo disminuyen la erosión y mejoran la calidad del mismo.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

4 fig. 7 tab. 29 ref. Sum. (En, Es)

El uso de Siembra Directa (SD) o Labranza Convencional determina condiciones físicas y químicas diferentes en el ambiente del suelo que afectan la disponibilidad de nutrientes para las plantas. En SD el suelo se caracteriza por el acúmulo de Materia Orgánica (MO), mayor porosidad, mejor infiltración y menores cambios de temperatura en el suelo. Con la SD se disminuyen los riesgos de erosión y de esta forma la pérdida de nutrientes. Las condiciones de suelo que se desarrollan con la SD permiten una mayor actividad microbiana que afecta la dinámica de los nutrientes, al inmovilizar, procesar y mineralizar los mismos. En el caso del N los microorganismos se encargan de inmovilizarlo en las capas superficiales donde se acumula la MO, es por esto que en SD se debe suplementar N hasta llegar a un equilibrio en el acúmulo de MO, que permita la suficiente mineralización del elemento para el crecimiento de las plantas. El N en SD se puede perder más fácilmente de la zona radicular por la mayor porosidad, infiltración y humedad que favorecen la denitrificación y lixiviación. Estas condiciones determinan el manejo de la fertilización nitrogenada. La aplicación subsuperficial de este elemento es la que sufre menos pérdidas bajo condiciones de SD. Se maximiza la eficiencia de la aplicación si esta se retrasa, de forma que se evite la lixiviación, producto de las primeras lluvias con que se siembra y el poco aprovechamiento de las plantas por su escaso desarrollo. Las características propias de los suelos tropicales de laderas, como pueden ser los Oxisoles, Ultisoles y Andisoles se deben considerar en la dinámica de los nutrientes. El fácil acúmulo de MO en Andisoles permite establecer la SD, por el contrario esto es más lento en Oxisoles y Ultisoles. El manejo de la fertilización debe considerar entre otros, la lixiviación en los suelos Ultisoles y Oxisoles y la denitrificación en los Andisoles. En el caso de nutrientes inmóviles como el P y el K la utilización de SD produce una estratificación de estos elementos en el perfil del suelo. Esto puede llevar a problemas de absorción de nutrientes en suelos secos por el tipo de crecimiento radical y la diferencia posicional entre el agua y los nutrientes en el perfil. Este problema es menor en suelos fértiles. Las distintas formas de aplicación de los fertilizantes tanto fosfóricos como potásicos no producen diferencias en su disponibilidad, lo que facilita su manejo. En suelos tropicales como Oxisoles y Ultisoles con SD aparece la acumulación del P y K en los primeros 5 cm del perfil. Este tipo de suelos tropicales requieren de una mejor fertilidad para practicar la SD, por esto se deben realizar prácticas como el encalado (cal, yeso) y la aplicación de K, P y micronutrientes. Además luego de establecida la SD se debe seguir encalando para corregir la acidez producida por la continua fertilización nitrogenada. El uso de labranza reducida, SD y prácticas creativas tendientes a la protección del recurso suelo disminuyen la erosión y mejoran la calidad del mismo.

Click on an image to view it in the image viewer