Normal view MARC view ISBD view

Algunos comentarios al desarrollo rural, en especial a la agricultura en laderas (lo más bello de la agricultura en laderas es la vista)

by Vélez, M.
Publisher: Jul-Dic 1996Subject(s): AGRICULTURA | TERRENO EN DECLIVE | CONSERVACION DE SUELOS | NECESIDADES DE NUTRIENTES | DESARROLLO RURAL | COSTOS DE PRODUCCION | HONDURAS | COSTA RICA | COLOMBIA | AMERICA LATINA | AGRICULTURE | SLOPING LAND | SOIL CONSERVATION | NUTRITIONAL REQUIREMENTS | RURAL DEVELOPMENT | PRODUCTION COSTS | HONDURAS | COSTA RICA | COLOMBIA | LATIN AMERICA | AGRICULTURE | TERRE EN PENTE | CONSERVATION DES SOLS | BESOIN NUTRITIONNEL | DEVELOPPEMENT RURAL | COUT DE PRODUCTION | HONDURAS | COSTA RICA | COLOMBIE | AMERIQUE LATINE In: Ceiba (Honduras) v. 37(2) p. 241-245Summary: El desastre ecológico hacia el cual nos encaminamos es innegable. La aplicación de medidas correctivas se complica por la necesidad de alimentar a un número mayor de personas y mejorar la dieta de las existentes. Además hay consideraciones religiosas, políticas o económicas, o simple comodidad. El resultado es buscar mejor lo que se hace, sin considerar si lo que se hace es racional. Se gastan ingentes sumas de dinero en mejorar la producción de las fincas pequeñas en zonas marginales, especialmente en laderas. Muchas no generan un ingreso adecuado porque son suelos pobres y falta de tierra, tecnología y capital. Además los términos de intercambio han cambiado en desmedro de la agricultura. Para mantener el ingreso el agricultor reduce los costos sin un efecto inmediato en la producción como la conservación de suelos. La sociedad se enfrenta a la alternativa de permitir que unos cuantos, para subsistir a corto plazo, destruyan un recurso no renovable, lo que a mediano plazo imposibilitará la subsistencia de todos. Probablemente el beneficio sería mayor si se busca reubicar a estos agricultores e intensificar la producción en las tierras agrícolas. Además, la pregunta que nunca se le hace al agricultor es si en realidad quiere serlo, o si lo es porque nació en el campo y no ha tenido otra oportunidad. En Latinoamérica la existencia de tierras vírgenes a bajo costo ha permitido mantener un sector agrícola poco productivo. Sin embargo, las tierras buenas bajo bosque se acabaron y hay otros usos que compiten con la agricultura por los bosques que quedan. Para aumentar la producción, hay que intensificarla, lo que requiere capital, pero más importante aún, recursos humanos capacitados, los que por su alto costo difícilmente pueden ubicarse en fincas pequeñas.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

3 tab. 10 ref. Sum. (En, Es)

El desastre ecológico hacia el cual nos encaminamos es innegable. La aplicación de medidas correctivas se complica por la necesidad de alimentar a un número mayor de personas y mejorar la dieta de las existentes. Además hay consideraciones religiosas, políticas o económicas, o simple comodidad. El resultado es buscar mejor lo que se hace, sin considerar si lo que se hace es racional. Se gastan ingentes sumas de dinero en mejorar la producción de las fincas pequeñas en zonas marginales, especialmente en laderas. Muchas no generan un ingreso adecuado porque son suelos pobres y falta de tierra, tecnología y capital. Además los términos de intercambio han cambiado en desmedro de la agricultura. Para mantener el ingreso el agricultor reduce los costos sin un efecto inmediato en la producción como la conservación de suelos. La sociedad se enfrenta a la alternativa de permitir que unos cuantos, para subsistir a corto plazo, destruyan un recurso no renovable, lo que a mediano plazo imposibilitará la subsistencia de todos. Probablemente el beneficio sería mayor si se busca reubicar a estos agricultores e intensificar la producción en las tierras agrícolas. Además, la pregunta que nunca se le hace al agricultor es si en realidad quiere serlo, o si lo es porque nació en el campo y no ha tenido otra oportunidad. En Latinoamérica la existencia de tierras vírgenes a bajo costo ha permitido mantener un sector agrícola poco productivo. Sin embargo, las tierras buenas bajo bosque se acabaron y hay otros usos que compiten con la agricultura por los bosques que quedan. Para aumentar la producción, hay que intensificarla, lo que requiere capital, pero más importante aún, recursos humanos capacitados, los que por su alto costo difícilmente pueden ubicarse en fincas pequeñas.

Click on an image to view it in the image viewer