Normal view MARC view ISBD view

Uso de suelos contaminados con cobre para el cultivo del arroz

by Daly Duarte, C.L; Martínez Rojas, R.G; Escuela de Agricultura de la Región Tropical Húmeda, Guácimo (Costa Rica).
Publisher: Guácimo (Costa Rica) 1995Description: 58 p.Subject(s): ORYZA SATIVA | UTILIZACION DE LA TIERRA | POLUCION DEL SUELO | COMPUESTO ORGANICO DEL COBRE | COBRE | PROPIEDADES FISICO-QUIMICAS SUELO | TIERRAS INUNDADAS | ZONA PACIFICA | COSTA RICA | ORYZA SATIVA | LAND USE | SOIL POLLUTION | ORGANOCOPPER COMPOUNDS | COPPER | SOIL CHEMICOPHYSICAL PROPERTIES | FLOODED LAND | COSTA RICA | ORYZA SATIVA | UTILISATION DES TERRES | POLLUTION DU SOL | COMPOSE ORGANOCUPRIQUE | CUIVRE | PROPRIETE PHYSICOCHIMIQUE DU SOL | TERRE INONDEE | COSTA RICASummary: La contaminación de suelos por cobre es un problema real que afecta a muchos productores de la Zona del Pacífico Sur de Costa Rica. Esta situación disminuye la productividad de las tierras y restringe de manera significativa el número de cultivos que se pueden sembrar, por lo que encontrar alguna alternativa de solución a esta problemática representa un importante aporte al sector productivo costarricense. El presente estudio se desarrolló en dos etapas. Su primera parte se realizó en 1994, con un suelo de textura arenosa franca, el cual fue contaminado con 2000 ppm de cobre y se le aplicaron tres niveles de agua: secano, saturado y sobresaturado. Se midieron variables como pH, concentraciones de cobre, manganeso, zinc en suelo y foliares, capacidad de intercambio catiónico y cantidad de materia orgánica a diferentes intervalos de tiempo a través del desarrollo de esta fase. En la segunda etapa, en 1995, se trabajó en un suelo con problemas comprobados de contaminación por cobre traído de la Zona Sur de Costa Rica. A dicho suelo se le aplicaron dos niveles de agua, sobresaturado y secano, así como presencia o ausencia de carbonato de calcio. Además de las variables descritas para la etapa inicial se midió potencial redox para el suelo sobresaturado y se determinó únicamente el contenido de cobre en el suelo a diferentes intervalos de tiempo; el cobre foliar se midió al final del estudio. El contenido de cobre aumentó en los dos ensayos independientemente de las condiciones de cada uno. En la primera etapa, luego de la aplicación del sulfato de cobre, pasó de un valor promedio de 626 ppm al inicio a 919 ppm, mientras que en la segunda fase de 410 ppm subió a un valor promedio 546 ppm de cobre extraíble. El mayor acúmulo de cobre se encontró en las raíces de las plantas (487 ppm) debido a la poca movilidad de este elemento en el arroz. Las concentraciones de cobre en las plantas de arroz presentan una relación inversa a la distancia a través de la cual el elemento debe ser translocado por las diferentes partes del tejido vegetal. O sea, las raíces pueden acumular cobre en concentraciones similares a las del suelo contaminado con 410 ppm. En suelos en condiciones de secano, la disponibilidad de cobre a través del tiempo es mayor que en suelos saturados o sobresaturados, por lo tanto la cantidad absorvida de ese elemento por las plantas también es mayor. El arroz es muy susceptible a las altas concentraciones de cobre, no soportando concentraciones de 2000 ppm en el suelo. Bajo estos contenidos de cobre, se demostró que las plantas se mantienen vigorosas sólo en condiciones de sobresaturación. No se recomienda aumentar el pH utilizando cal o agua para disminuir la toxicidad por cobre en las plantas de arroz. Sin embargo, es necesario reconocer que el agua además de subir el pH, aumenta la producción de materia húmeda y seca en el arroz.
    average rating: 0.0 (0 votes)
Location Collection Call number Status Date due
BCO
GRAL Available

8 fig. 5 tab. 29 ref. Sum. (Es)

Tesis (Lic Ing Agr)

La contaminación de suelos por cobre es un problema real que afecta a muchos productores de la Zona del Pacífico Sur de Costa Rica. Esta situación disminuye la productividad de las tierras y restringe de manera significativa el número de cultivos que se pueden sembrar, por lo que encontrar alguna alternativa de solución a esta problemática representa un importante aporte al sector productivo costarricense. El presente estudio se desarrolló en dos etapas. Su primera parte se realizó en 1994, con un suelo de textura arenosa franca, el cual fue contaminado con 2000 ppm de cobre y se le aplicaron tres niveles de agua: secano, saturado y sobresaturado. Se midieron variables como pH, concentraciones de cobre, manganeso, zinc en suelo y foliares, capacidad de intercambio catiónico y cantidad de materia orgánica a diferentes intervalos de tiempo a través del desarrollo de esta fase. En la segunda etapa, en 1995, se trabajó en un suelo con problemas comprobados de contaminación por cobre traído de la Zona Sur de Costa Rica. A dicho suelo se le aplicaron dos niveles de agua, sobresaturado y secano, así como presencia o ausencia de carbonato de calcio. Además de las variables descritas para la etapa inicial se midió potencial redox para el suelo sobresaturado y se determinó únicamente el contenido de cobre en el suelo a diferentes intervalos de tiempo; el cobre foliar se midió al final del estudio. El contenido de cobre aumentó en los dos ensayos independientemente de las condiciones de cada uno. En la primera etapa, luego de la aplicación del sulfato de cobre, pasó de un valor promedio de 626 ppm al inicio a 919 ppm, mientras que en la segunda fase de 410 ppm subió a un valor promedio 546 ppm de cobre extraíble. El mayor acúmulo de cobre se encontró en las raíces de las plantas (487 ppm) debido a la poca movilidad de este elemento en el arroz. Las concentraciones de cobre en las plantas de arroz presentan una relación inversa a la distancia a través de la cual el elemento debe ser translocado por las diferentes partes del tejido vegetal. O sea, las raíces pueden acumular cobre en concentraciones similares a las del suelo contaminado con 410 ppm. En suelos en condiciones de secano, la disponibilidad de cobre a través del tiempo es mayor que en suelos saturados o sobresaturados, por lo tanto la cantidad absorvida de ese elemento por las plantas también es mayor. El arroz es muy susceptible a las altas concentraciones de cobre, no soportando concentraciones de 2000 ppm en el suelo. Bajo estos contenidos de cobre, se demostró que las plantas se mantienen vigorosas sólo en condiciones de sobresaturación. No se recomienda aumentar el pH utilizando cal o agua para disminuir la toxicidad por cobre en las plantas de arroz. Sin embargo, es necesario reconocer que el agua además de subir el pH, aumenta la producción de materia húmeda y seca en el arroz.

Click on an image to view it in the image viewer