Normal view MARC view ISBD view
by Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, San Salvador (El Salvador). Programa de Diversificación Agrícola.
Publisher: San Salvador (El Salvador) 1988Description: 60 p.Subject(s): CITRULLUS LANATUS | CUCUMIS SATIVUS | CUCURBITA | LYCOPERSICON ESCULENTUM | CAPSICUM ANNUUM | ALLIUM CEPA | CUCUMIS MELO | BRASSICA OLERACEA CAPITATA | DAUCUS CAROTA | PISUM SATIVUM | HORTALIZAS | VARIEDADES | ADAPTACION | FENOLOGIA | ENSAYOS DE VARIEDADES | MANEJO DEL CULTIVO | APLICACION DE FERTILIZANTES | SISTEMAS DE CULTIVO | CONTROL DE PLAGAS | CONTROL DE ENFERMEDADES | EL SALVADOR | CITRULLUS LANATUS | CUCUMIS SATIVUS | CUCURBITASummary: En tres localidades: San Diego de la Zona Costera; Zapotitán, Zona de Valle intermedio y Chalchuapa zona de mayor altitud, ambas de sabanas tropicales calientes; fueron ubicados sendos Centros Experimentales para evaluar variedades hortícolas y seleccionar aquellas de adaptabilidad y rendimiento excelente, según época y localidad, destacando características de calidad del fruto, o parte comestible de la planta. La primera fase ha sido de someter a prueba durante 2 períodos: Agosto-Diciembre (Seco) de 1986 y Febrero-Agosto (lluvioso) de 1987, 15 variedades de melón, 11 de sandía, 11 de pepino, 10 de calabacita, 26 de tomate, 17 de chile, 14 de cebolla, 13 de repollo, 13 de zanahoria, 12 de ejote y 11 de arveja china en 125 ensayos (jardines de variedades); aclarándose que melón y sandía no se incluyó en Chalchuapa, ejote y arveja china sólo fue probada en Chalchuapa y zanahoria y repollo no se incluyó en San Diego. Las localidades han sido caracterizadas y descritas según clima y análisis de suelo; de allí que los resultados y recomendaciones de siembra de algunas variedades, se extiendan a 500 manzanas o más excepto Chalchuapa, donde la zona de aplicación es reducida por el cambio frecuente de suelos. Los resultados de los primeros 13 meses de pruebas permiten hacer recomendaciones preliminares referente a la utilización de algunas variedades por especie para la producción comercial, sujeto a confirmación por la fase experimental. Se describe una sola vez el manejo de cada cultivo, comenzando por San Diego. El comportamiento de las variedades principalmente las mejores se hace para cada especie y localidad. El cálculo del rendimiento potencial se hace asumiendo que se mantiene la densidad de plantas por manzana, en la relación misma de los ensayos. Deberá verse como valores de producción a alcanzar en la producción comercial en la medida que se prodiguen los cuidados y recomendaciones técnicas de riego, drenaje, sanidad preventiva y curativa al cultivo; en algunos casos cambiando la cantidad por la calidad de la producción. Calabacita y Arveja China, dos especies cuya adaptación fue muy baja y no se recomienda su cultivo aún y se harán nuevos ensayos. Dificultades de clima, logística y gran número de variedades no permitieron probar todas las variedades en diferentes meses de siembra. Pero hay bastantes elementos para establecer a fondo la fase experimental a la par de comercial en los casos más conocidos de variedades. La siembra del período Febrero-Agosto/87 confirmó resultados de desarrollo de planta y producción, de aquellas variedades seleccionadas en el período previo (Agosto-Diciembre/86) según cada zona (localidad). El volumen de producción del período Agosto-Diciembre (seco) se mantuvo en los períodos de transición climática, coincidiendo las mejores variedades del período seco con los intervalos de condiciones climáticas críticas; aunque con niveles de producción reducidos principalmente en los componentes de calidad del producto: Uniformidad del tamaño, daño y peso unitario de fruto. En período de lluvias los resultados son alentadores, con especies que tienen buena adaptación o su producción alcanza importancia económica. Es importante para cada localidad y especie: Seleccionar variedades de arquitectura abierta y follaje poco denso, proveer drenaje interno y externo al suelo, utilizar camas altas y proteger las plantas recién trasplantadas (polietileno u otro material) o el uso de recipientes individuales para el trasplante. Indudablemente que el establecer cultivos de hortalizas en temporada de lluvias, es un gran desafío. Las prácticas del cultivo normalmente realizadas son continuamente sobrepasadas por el impacto de la lluvia y el viento. Sin embargo, la posibilidad de buenos precios en el mercado interno y externo, son un buen incentivo para continuar el trabajo en este período. Por otra parte, es necesario mantener el entrenamiento y capacitación que permite finalmente establecer un ciclo anual de producción con este tipo de cultivos hortícolas.
    average rating: 0.0 (0 votes)
Location Collection Call number Status Date due
BCO
GRAL Available

Ilus. color. 9 tab. Sum. (Es)

En tres localidades: San Diego de la Zona Costera; Zapotitán, Zona de Valle intermedio y Chalchuapa zona de mayor altitud, ambas de sabanas tropicales calientes; fueron ubicados sendos Centros Experimentales para evaluar variedades hortícolas y seleccionar aquellas de adaptabilidad y rendimiento excelente, según época y localidad, destacando características de calidad del fruto, o parte comestible de la planta. La primera fase ha sido de someter a prueba durante 2 períodos: Agosto-Diciembre (Seco) de 1986 y Febrero-Agosto (lluvioso) de 1987, 15 variedades de melón, 11 de sandía, 11 de pepino, 10 de calabacita, 26 de tomate, 17 de chile, 14 de cebolla, 13 de repollo, 13 de zanahoria, 12 de ejote y 11 de arveja china en 125 ensayos (jardines de variedades); aclarándose que melón y sandía no se incluyó en Chalchuapa, ejote y arveja china sólo fue probada en Chalchuapa y zanahoria y repollo no se incluyó en San Diego. Las localidades han sido caracterizadas y descritas según clima y análisis de suelo; de allí que los resultados y recomendaciones de siembra de algunas variedades, se extiendan a 500 manzanas o más excepto Chalchuapa, donde la zona de aplicación es reducida por el cambio frecuente de suelos. Los resultados de los primeros 13 meses de pruebas permiten hacer recomendaciones preliminares referente a la utilización de algunas variedades por especie para la producción comercial, sujeto a confirmación por la fase experimental. Se describe una sola vez el manejo de cada cultivo, comenzando por San Diego. El comportamiento de las variedades principalmente las mejores se hace para cada especie y localidad. El cálculo del rendimiento potencial se hace asumiendo que se mantiene la densidad de plantas por manzana, en la relación misma de los ensayos. Deberá verse como valores de producción a alcanzar en la producción comercial en la medida que se prodiguen los cuidados y recomendaciones técnicas de riego, drenaje, sanidad preventiva y curativa al cultivo; en algunos casos cambiando la cantidad por la calidad de la producción. Calabacita y Arveja China, dos especies cuya adaptación fue muy baja y no se recomienda su cultivo aún y se harán nuevos ensayos. Dificultades de clima, logística y gran número de variedades no permitieron probar todas las variedades en diferentes meses de siembra. Pero hay bastantes elementos para establecer a fondo la fase experimental a la par de comercial en los casos más conocidos de variedades. La siembra del período Febrero-Agosto/87 confirmó resultados de desarrollo de planta y producción, de aquellas variedades seleccionadas en el período previo (Agosto-Diciembre/86) según cada zona (localidad). El volumen de producción del período Agosto-Diciembre (seco) se mantuvo en los períodos de transición climática, coincidiendo las mejores variedades del período seco con los intervalos de condiciones climáticas críticas; aunque con niveles de producción reducidos principalmente en los componentes de calidad del producto: Uniformidad del tamaño, daño y peso unitario de fruto. En período de lluvias los resultados son alentadores, con especies que tienen buena adaptación o su producción alcanza importancia económica. Es importante para cada localidad y especie: Seleccionar variedades de arquitectura abierta y follaje poco denso, proveer drenaje interno y externo al suelo, utilizar camas altas y proteger las plantas recién trasplantadas (polietileno u otro material) o el uso de recipientes individuales para el trasplante. Indudablemente que el establecer cultivos de hortalizas en temporada de lluvias, es un gran desafío. Las prácticas del cultivo normalmente realizadas son continuamente sobrepasadas por el impacto de la lluvia y el viento. Sin embargo, la posibilidad de buenos precios en el mercado interno y externo, son un buen incentivo para continuar el trabajo en este período. Por otra parte, es necesario mantener el entrenamiento y capacitación que permite finalmente establecer un ciclo anual de producción con este tipo de cultivos hortícolas.

Click on an image to view it in the image viewer