Normal view MARC view ISBD view

Factores que afectan la regeneración natural de Pinus oocarpa Schiede en un bosque seco de La Brea, Guatemala

by Paiz García, Mario R; CATIE, Turrialba (Costa Rica).
Publisher: Turrialba (Costa Rica) 1994Description: 96 p.Subject(s): PINUS OOCARPA | REGENERACION NATURAL | FENOLOGIA | PRODUCCION DE SEMILLAS | DISEMINACION DE SEMILLAS | LUZ | ETAPAS DE DESARROLLO DE LA PLANTA | GERMINACION | INCENDIOS FORESTALES | GUATEMALA | PINUS OOCARPA | NATURAL REGENERATION | PHENOLOGY | SEED PRODUCTION | SEED DISPERSAL | LIGHT | PLANT DEVELOPMENTAL STAGES | GERMINATION | FOREST FIRES | GUATEMALA | PINUS OOCARPA | REGENERATION NATURELLE | PHENOLOGIE | PRODUCTION DE SEMENCES | DISSEMINATION DES GRAINES | LUMIERE | STADE DE DEVELOPPEMENT VEGETAL | GERMINATION | INCENDIE DE FORET | GUATEMALA | BOSQUE TROPICAL SECOOnline Resources: Texto completo (Es) Summary: Se realizó un estudio sobre los factores que afectan la regeneración natural de P. oocarpa en un bosque seco tropical, ubicado en el sitio conocido como La Brea, en el suroriente de Guatemala, exactamente a 14° 19'43" latitud norte y 90° 03'50" longitud oeste. Dada la importancia comercial de P. oocarpa para la economía de Guatemala y el poco o ningún manejo técnico con base en la regeneración natural que se le da a la especie, se decidió realizar este trabajo. Los objetivos fueron: cuantificar la producción de conos y semillas, la diseminación de semillas, evaluar el efecto del fuego sobre la regeneración existente y la germinación de semillas y cuantificar el crecimiento de brinzales y latizales con respecto a condiciones de micrositio de ubicación. El estudio fue de corta duración, de febrero a agosto de 1994. Se encontró que un árbol de P. oocarpa produjo un promedio de 306¦57 conos nuevosSummary: cada cono, de 44,2¦1,1 mm de diámetro y 68¦2,8 mm de longitud, contenía un promedio d 19¦2,4 semillas llenas o sanas, 12¦1,4 vanas y 29¦2,5 rudimentarias, incluyendo fragmentos. El potencial productivo de semillas llenas del bosque fue estimado en 237.500 semillas por hectáreaSummary: la diseminación real de semillas llenas fue de 16 por ciento de esa cantidad, la que fue considerada suficiente para garantizar el establecimiento de 1.000 a 5.000 individuos jóvenes de regeneración por hectárea. El 73 por ciento de las semillas llenas fueron diseminadas en los meses de febrero a junioSummary: el resto, en julio y agosto. La diseminación aumentó siempre que hubo ausencia de precipitación, en la época seca y cuando disminuyó acentuadamente, en la lluviosa. La quema controlada favoreció el proceso de germinación de las semillas de P. oocarpa, tanto en condiciones naturales como controladas. Las semillas germinaron mejor y en mayor cantidad en donde se aplicó fuego que en áreas no quemadas. La eliminación del mantillo (mediante chapeo manual), tuvo efecto similar al de quema, es decir, también favoreció la germinación de semillas. Arboles con dap >= 25 cm fueron casi inmunes a daños por efecto del fuego, mientras que aquellos con diámetro menores o iguales que cinco centímetros mostraron susceptibilidad, ya que un 10 por ciento murió. Se concluyó que los árboles con diámetro mayor que cinco centímetros exhibieron resistencia a daños por fuego en quemas controladas. Los incrementos de diámetro basal a cinco centímetros del suelo en brinzales y de dap en latizales, así como los incrementos en altura total en ambos, fueron mejor explicados por el tamaño inicial de las plantas que por el grado de iluminación que reciben sus copas.
    average rating: 0.0 (0 votes)
Location Collection Call number Status Date due
BCO
GRAL Available
BCO
GRAL Available

Ilus. 12 tab. Bib. p. 89-96. Sum. (En,Es)

Tesis (Mag. Sc.)

Se realizó un estudio sobre los factores que afectan la regeneración natural de P. oocarpa en un bosque seco tropical, ubicado en el sitio conocido como La Brea, en el suroriente de Guatemala, exactamente a 14° 19'43" latitud norte y 90° 03'50" longitud oeste. Dada la importancia comercial de P. oocarpa para la economía de Guatemala y el poco o ningún manejo técnico con base en la regeneración natural que se le da a la especie, se decidió realizar este trabajo. Los objetivos fueron: cuantificar la producción de conos y semillas, la diseminación de semillas, evaluar el efecto del fuego sobre la regeneración existente y la germinación de semillas y cuantificar el crecimiento de brinzales y latizales con respecto a condiciones de micrositio de ubicación. El estudio fue de corta duración, de febrero a agosto de 1994. Se encontró que un árbol de P. oocarpa produjo un promedio de 306¦57 conos nuevos

cada cono, de 44,2¦1,1 mm de diámetro y 68¦2,8 mm de longitud, contenía un promedio d 19¦2,4 semillas llenas o sanas, 12¦1,4 vanas y 29¦2,5 rudimentarias, incluyendo fragmentos. El potencial productivo de semillas llenas del bosque fue estimado en 237.500 semillas por hectárea

la diseminación real de semillas llenas fue de 16 por ciento de esa cantidad, la que fue considerada suficiente para garantizar el establecimiento de 1.000 a 5.000 individuos jóvenes de regeneración por hectárea. El 73 por ciento de las semillas llenas fueron diseminadas en los meses de febrero a junio

el resto, en julio y agosto. La diseminación aumentó siempre que hubo ausencia de precipitación, en la época seca y cuando disminuyó acentuadamente, en la lluviosa. La quema controlada favoreció el proceso de germinación de las semillas de P. oocarpa, tanto en condiciones naturales como controladas. Las semillas germinaron mejor y en mayor cantidad en donde se aplicó fuego que en áreas no quemadas. La eliminación del mantillo (mediante chapeo manual), tuvo efecto similar al de quema, es decir, también favoreció la germinación de semillas. Arboles con dap >= 25 cm fueron casi inmunes a daños por efecto del fuego, mientras que aquellos con diámetro menores o iguales que cinco centímetros mostraron susceptibilidad, ya que un 10 por ciento murió. Se concluyó que los árboles con diámetro mayor que cinco centímetros exhibieron resistencia a daños por fuego en quemas controladas. Los incrementos de diámetro basal a cinco centímetros del suelo en brinzales y de dap en latizales, así como los incrementos en altura total en ambos, fueron mejor explicados por el tamaño inicial de las plantas que por el grado de iluminación que reciben sus copas.

Click on an image to view it in the image viewer